viernes, 20 de octubre de 2017

5 EJERCICIOS PARA ABRIR TU MENTE




¿Realmente hacemos el esfuerzo de interesarnos en los demás? Si buscas conectar con tu interlocutor, prueba estos ejercicios:
• No te apropies de la conversación. Interrumpir para contar las experiencias parecidas que hayamos vivido no suma. Las personas no piden saber si otros han sentido lo mismo; simplemente, necesitan que las entiendan.
• Habla menos y escucha más. Es la clave de un buen interlocutor.
• Amigate con el silencio. No es incómodo, sino un ejercicio terapéutico que crea un momento íntimo y de empatía con el otro.
• Apaga todo. A nadie le gusta una persona que chequea el correo, mira el celular o la tele mientras mantiene una conversación.
• Presta atención al lenguaje corporal. Escuchar va más allá de los oídos.
• Observa los ojos y gestos de tu interlocutor y, si ves que lo necesita, tómalo de la mano o dale un abrazo.
Es vital que, en medio de esta sociedad hiperactiva y llena de estrés, recuperemos la capacidad de escucha.

PAULA ARANGO
Escritora Colaboradora
Fundadora de Psi-emocionando
facebook.com/psiemocionando/

jueves, 19 de octubre de 2017

MENSAJE DEL PERDON




Perdonar es olvidar, perdonar es ayudar, perdonar es descansar en el Espíritu Santo, perdonar a tu prójimo significa amarte a tí mismo y a nuestro Padre Celestial, perdonar es beber agua del Espíritu de Cristo, perdonar es sentirse desahogado y animado, perdonar es reconfortar y consolar a tu hermano, perdonar de corazón siempre significa ser sabio.
Perdonar y que te perdonen aunque creas que no eres el culpable, significa humildad y entendimiento sabio. Un arma fuerte que destruye todos los dardos encendidos del maligno es personar y que te perdonen.
Hermano transeúnte, perdona siempre de corazón y la contienda desaparecerá de tí y empezarás a sentir en tus adentros una paz dulce incomprensible.

Estación tren de Palencia.

Paula Arango
Escritora participante del blog
Creadora de Psi-emocionando
facebook.com/psiemocionando/

lunes, 16 de octubre de 2017

¿Qué pasa con las tareas?

"Soy madre de dos hijas en la escuela pública y este mes no secundaré la huelga de los deberes.
Vengo de una generación en la que los deberes eran cosa de los niños, no de los padres.
Mis padres estaban ahí si quería repasar con ellos, pero si tenía dudas la respuesta era: "se las preguntas mañana al profesor". Jamás de los jamases levantaron un teléfono para preguntar a otros padres qué deberes tenía. Ni siquiera nos planteábamos esa posibilidad.
Crecí aprendiendo que si me olvidaba el libro era mi problema, así que más me valía traer todo a casa y apuntar bien las tareas. Hoy en día, como trabajadora autónoma, agradezco que desde pequeña se me inculcara la autonomía, la organización y la responsabilidad, porque me sirven diariamente en mi trabajo.
Sobre todo, crecí respetando a los profesores. Ya en la edad adulta descubrí que mis padres no siempre estaban de acuerdo con las decisiones que se tomaban en mi colegio, pero durante la infancia eso nunca se discutió delante de mi. Al profesor había que escucharle y obedecerle, punto. Pertenecía a una línea, la de los mayores, que viajaba bien unida en nuestras cabezas. No había bandos: padres y profesores, profesores y padres: teníamos que respetar a ambos por igual.
Hoy en día el respeto ya no va de moda. Van de moda en cambio el conflicto y la polémica. Aceleramos en seguida pero lo hacemos saltando el que siempre ha de ser el primer paso: el diálogo.
Si considero que mis hijas tienen demasiado deberes pediré una tutoría. O dos, o tres. Intentaré entender, junto con el profesor (ésa es la clave), qué está fallando en la hora de clase. Por qué no se consigue avanzar en las horas del cole o por qué es necesaria esa carga semanal.
Hablaré con el profesor. Formaré equipo. Porque para mi, lo más importante, es que en la cabeza de mis hijas no haya bandos. Que se sientan protegidas y arropadas por una red de adultos que trabajan juntos en su educación.
Que con 8, 9 o 10 años no tenga que decidir si "obedezco a mamá o al profesor". Esa carga emocional me parece que a la larga pesará mucho más que cualquier carga de deberes.
Los profesores de la pública son malabaristas. Tienen temarios absurdos y larguísimos a los que están obligados a ceñirse y una media de 25 alumnos por clase en situaciones, a menudo, alucinantes: alumnos que no hablan el castellano necesario para entender ese temario o que se duermen en el aula porque no han comido nada decente desde el día anterior ya que sólo comen caliente en el comedor escolar (sí, esto está sucediendo en España).
En esta sociedad, llena de postureos, gran hermanos y demás horrores, prefiero que los modelos de mis hijas sean sus profesores. Trabajadores de verdad, personas que han llegado a enseñar en las aulas tras años de estudio y oposiciones. Sin pelotazos, con esfuerzo.
Así que personalmente, este mes, estaré como siempre a disposición de los profesores de mis hijas. Con deberes o sin deberes. Ellos saben mucho mejor que yo lo que necesitan mis hijas para progresar, y yo les estoy más que agradecida por ello".

Nuestra reflexión.

Ya nos hemos manifestado en alguna ocasión sobre el tema de las "tareas para casa" o "deberes" y hemos hallado argumentos de todo tipo, todos ellos con fundamento, tanto a favor como en contra de estas "tareas o deberes para casa".
Tanto si los hay como si no los hay... podemos encontrar ventajas e inconvenientes y no vamos a pronunciarnos a favor ni en contra de nadie porque consideramos que la cuestión no está ahí sino en preguntarnos:
"¿Qué necesitan nuestros hijos para desarrollarse mejor?, ¿qué medios son realmente los más adecuados para facilitar ese desarrollo armónico?".

Con todo seguridad hallaremos la conclusión a la que llega la persona que escribió la carta que abría este artículo y que ya es viral en las redes sociales: "Lo mejor es llegar a un buen entendimiento con el profesorado, coordinarnos, escucharnos mutuamente y apoyarnos todo lo que podamos unos a otros para el bien de nuestros hijos". (No lo dice así textualmente, pero eso se deduce clarísimamente de toda su carta y sobre todo de los últimos párrafos).

Paradojas.

Podríamos citar a camionadas pero basten algunas pocas:
  1. Montamos un follón porque nuestros hijos traen muchos deberes a casa y decimos que eso les impide tener tiempo para ser niños y disfrutar de su infancia y de la necesaria relación padres-hijos. Pero al mismo tiempo les apuntamos en actividades extraescolares que encima no las eligen ellos sino que se las imponemos nosotros y ocupan tanto o más tiempo que esos deberes.
  2. Hemos sufrido en este país infinidad de cambios en relación con las Leyes de Educación y también en según qué comunidades autónomas esos cambios han sido año tras año y con la sensación de no saber siquiera lo que se quiere conseguir. Se ha utilizado la escuela como simple campo de "experimentación" como si el alumnado y su profesorado fuesen simple ganado, animales de experimento, imponiendo normas y burocracias sin cuento que han perjudicado mucho más que beneficiado la armonía que debe haber en todo ámbito educativo y han conducido al país a la cola de Europa en lo educativo-docente en menos de 12 años. Pero ante esto... no hemos dicho ni mu (y seguimos callados, dejando que el rodillo siga rodando, parece que eso... no importa).
  3. Decimos no tener dinero ni para comprar un simple cuaderno de trabajo (mucho menos para que tengan su libro de texto) pero ¡que no le falte a nuestro hijito el móvil último modelo, cueste el dineral que cueste!, ¡¡y que no se lo quiten los maestros en la escuela, porque si lo hacen... se van a enterar!!.
  4. ...
Hay caminos de encuentro, hay soluciones.

Sin negar las razones personales y familiares para tomar tal o cual respuesta ante lo que vivimos en cada ámbito (cada cual conoce mejor que nadie sus circunstancias) sí es obvio que nos conviene tomar en consideración lo siguiente:
  1. Las maestras y maestros no son nuestros enemigos; están en la escuela precisamente para ayudarnos, para complementar el trabajo educativo, apoyar y reforzar criterios que harán de nuestros hijos personas con recursos personales bien cimentados.
  2. Necesitamos crecer en COMUNICACIÓN y DIÁLOGO unos con otros. Sólo a través de este diálogo constante lograremos entendernos, trabajar cada vez más unidos y en consecuencia lograremos mejorar mucho más la labor educativo-formativa de nuestros hijos.
  3. La clave del éxito en la enseñanza no está en las leyes ni en las burocracias que se están imponiendo a los maestros/as desde los despachos que están bien lejos de la escuela, tampoco en las tareas para casa sí o no, sino en una mayor y mejor RELACIÓN familia-escuela y profesorado/alumnado.
  4. Si tenemos dudas acerca de las famosas "tareas para casa" nada mejor que hablar directamente con el profesorado que las manda (no pocas veces esas "tareas para casa" no son algo añadido sino cosas que se debieran haber hecho en el aula y por dejadez o falta de interés de nuestros hijos se han quedado sin hacer y, obviamente, han de realizarse antes o después, pero no pueden quedarse sin concluir).
  5. Si esas tareas responden a otras razones y consideramos que son excesivas... hablémoslo también y lleguemos a un entendimiento, un acuerdo que nos lleve a trabajar unidos, bien coordinados familia y escuela.
PARA AMPLIAR Y CONTRASTAR:
  • ¿Cuál es nuestra experiencia acerca de las "tareas para casa" cuando fuimos estudiantes?; ¿qué elementos a favor y en contra hallamos a aquello que nos mandaban hacer fuera del horario escolar?.
  • ¿Qué pensamos ahora que somos padres y vemos las tareas que traen nuestros hijos a casa?.
  • ¿A qué creemos que se debe esta dinámica de traer tareas para casa?. ¿Cómo podríamos disminuir esa carga caso de que consideremos que es excesiva?.
  • ¿Qué pensamos de las "paradojas" que presentamos en este artículo?: ¿Y de los "caminos de encuentro, soluciones"?.
  • ¿Qué otras ideas se nos ocurren para afrontar este conflicto y llegar a tal entendimiento familia-escuela que beneficie a todas las partes y sobre todo a nuestros hijos?.

martes, 10 de octubre de 2017

La primera infancia, desde los 0-3 años, en la base del adulto futuro

'Infancia, la edad sagrada' es el título del último libro de la brasileña Evânia Reichert, terapeuta, escritora y maestra.
En este libro aborda la necesidad de cambiar la forma de educar a los niños y cómo los primeros años de vida son determinantes a la hora de formar el carácter de la persona.
El suicidio del hijo de una amiga con sólo diez años dejó en shock a Evânia Reichert. De ese momento surgió «Infancia, la edad sagrada».

Marta Torres Molina entrevista a Evânia Reichert.

¿Los adultos prestamos atención suficiente a la infancia?.
Aún no. Wilhelm Reich estableció la relación entre infancia y salud hace alrededor de un siglo, trabajamos aún amparados en sus ideas. La prevención es algo nuevo.

¿Afecta cómo tratamos a un niño al adulto que será?.
Mucho. La primerísima infancia, hasta los tres años, es determinante, es el fondo de reserva para la vida. Se constituye la base, la matriz de la depresión, bipolaridad, psicóticos... La infancia es sagrada, pero los tres primeros años, aún más, debemos cuidar el desarrollo cerebral y toda la parte psicoafectiva. Y hasta los once años es importante para constituir un adulto sano, humanizado, respetuoso, equilibrado...

¿Los padres van muy perdidos?. Hay teorías de todo tipo.
Mucho. El mundo va muy perdido. Hay adicciones, violencia... Los padres están preocupados. Hay infinidad de publicaciones con todo tipo de consejos: cómo comer, cómo beber, cómo dormir... No doy recetas, con mi libro y mi discurso doy recursos e información para que la gente reflexione y comprenda lo que se forma en cada etapa y aquello a lo que deben prestar una atención especial.

¿Se presta atención a tonterías?.
Por ejemplo, hasta los nueve meses, el bebé necesita explorar la boca con sus manos. Después no lo hace más, pero los adultos creen que el niño que lo hace se quedará siempre con esa costumbre e intentan evitarlo. Igual que la idea de que no hay que coger al bebé en brazos para que no se acostumbre. Las personas miran al niño como un todo y es importante entender cada periodo y actuar como crea mejor, con toda la información pero sin seguir recetas.

¿Intuición?.
Sí, es muy importante.

¿Con tanta información hemos perdido la intuición en la crianza?.
Tenemos una sabiduría innata, pero está contaminada por conceptos antiguos sobre la educación. Mira la sociedad. La depresión se implanta de forma atroz en el mundo y el origen está en el inicio de la vida. La investigación en neurociencia, la OMS y la Unesco dicen que es necesario cambiar la forma de educar. No hay que seguir de forma ciega lo que diga una persona, un libro, una autoridad, tu madre, la abuela...

¿Por ayudar se equivocan?.
Las abuelas son maravillosas. Tienen intuición. Antes se estaba más con los niños. Es todo muy delicado. Necesitamos hablar de los permisos de maternidad. Son insuficientes. En los países con más calidad de vida como Finlandia, Suecia o Noruega son de entre uno y dos años.

En la crianza, ¿nos olvidamos de lo que es ser niño?.
Los adultos tienden a educar sin entender ni respetar la delicadeza del niño. Dicen ´son cosas de niños´, ´tonterías´. Imagina que dijéramos ´son cosas de mujeres´ o ´de hombres de 40 años en crisis´. Hace falta respetar los sentimientos y emociones del niño y el adolescente para comprender lo que está ocurriendo. A veces no entendemos que un niño no nos haga caso y es que aún no tiene desarrollado del córtex para registrar todos los comandos que le damos. Le acusamos de desobedecer, pero no puede interiorizar tantos límites.

¿Qué hacemos con los límites?. Hemos pasado de autoritarismo a libertad total.
Creo en la autorregulación tanto para educar a un niño como para nuestra forma de reaccionar. Es necesario educar al educador. La autorregulación es un equilibrio entre la contención sana y la permisión sana. En el pasado teníamos un exceso de límites que no resultó bien y ahora tenemos una falta de ellos. El límite, ni punitivo ni contaminado por la emoción del adulto, es muy importante para el niño, es una orientación. Es un margen, una frontera. Un límite de autoridad, no de autoritarismo. Es necesario recuperar la autoridad del padre, la madre, el maestro y garantizar que el niño pueda desarrollar las virtudes que se constituyen en cada edad. Es difícil seguir recetas porque debes saber cuándo poner un límite.

¿El límite debe ser un bosque en el que el niño entra cuando está preparado?.
Sí, y entra con el padre o la madre cogido de la mano, orientándolo, observando. Pero para esto es necesario comprender qué necesita el niño en cada momento, contención o desarrollo.

No todos los niños son iguales.
No. Cuando presenté el libro en Barcelona, un periodista me preguntó qué había que hacer con un niño de dos años le respondí: ¿Qué se hace con un hombre de 40?. Cada persona es una historia. Lo que necesita un niño depende de muchas cosas.

¿Maestros y familia deben ir de la mano?.
Sí. La elección de la escuela o la guardería es determinante. La infancia es un tema político, está muy relacionado con las políticas sociales y educativas que adopta un gobierno. Finlandia, por ejemplo, adoptó la pedagogía Waldorf, en toda la red pública hay una unidad pedagógica y de línea de trabajo. El maestro es una gran autoridad y los padres no son clientes, que es lo que ocurre en muchas escuelas ahora: los padres tienen tal poder de decisión que se pierde la pedagogía. La unidad entre padres y maestros es muy importante. La elección de guardería es delicada porque muchas son guardabebés.

¿Por qué es tan importante?.
Por ejemplo, un bebé está archivando todos los músculos esenciales para su desarrollo psicomotor. Si la guardería no permite que se mueva se transforman en hipotónico, no tendrá la fuerza natural que necesitará después. ¿Dónde están esas guarderías bien estructuradas?. Hay pocas y los padres necesitan trabajar. ¿Cómo lo hacemos?. Hace falta un debate profundo de política social.

¿Ser padre es fácil?.
Creo que no. Tenemos que conocernos a nosotros mismos. Lo más importante para educar a un niño con presencia, y conciencia es comprender cómo se constituye la crianza y conocerse para no reaccionar tan automáticamente, con sus propias heridas de infancia. También es lo más difícil.

PARA AMPLIAR:
PARA LA REFLEXIÓN Y DIÁLOGO EN FAMILIA:
  • ¿Qué pensamos acerca de las respuestas que Evânia Reichert va dando a las preguntas que le hacen?. ¿En qué coincidimos más?, ¿en qué menos?. ¿Qué otras preguntas le haríamos nosotros?.
  • ¿Nos han servido los "enlaces para ampliar" para lograr una idea de conjunto de lo que es "educar en los primeros años de vida de nuestros hijos"?. ¿Qué otros apuntaríamos para completar?.
  • ¿Qué necesitamos los padres y madres para poder garantizar o al menos favorecer al máximo el poder educar a nuestros hijos según las orientaciones que Evânia Reichert ofrece?.
  • Teniendo en cuenta que "siempre estamos a tiempo de cambiar, de reorientar nuestra tarea de padres educadores" ¿qué podemos hacer desde ya para educar a nuestros hijos conforme nos gustaría a partir de ahora?.

miércoles, 4 de octubre de 2017

¿Es posible ser feliz en la adversidad?

Millones de personas son infelices aunque estén perfectamente sanas desde el punto de vista médico, mientras que muchas otras con muy mala salud se declaran “extremadamente felices”.
¿Qué diferencia a unos y otros?. ¿Para qué sirve la buena salud si no somos capaces de disfrutar de ella?.

¿Es posible irradiar alegría pese a las dificultades?.

El profesor Fausto Massimini, del departamento de Psicología de la Universidad de Milán, ha estudiado a centenares de personas parapléjicas. Se trata en general de jóvenes que han perdido la movilidad en sus extremidades inferiores en un accidente.
La conclusión de ese estudio es insólita: un alto porcentaje de estas víctimas consideran su accidente una de las experiencias más negativas pero al mismo tiempo más positivas de su vida.
Lucio tenía 21 años cuando un accidente de moto le dejó parapléjico. Hasta aquel momento trabajaba en una gasolinera, jugaba al rugby y se divertía escuchando música. Sin embargo, él recuerda aquel tiempo como una existencia sin metas y sin sentido.
Su accidente le sirvió para tomar conciencia del valor de la vida. Tan pronto como pudo, se matriculó en la universidad y aprendió nuevos idiomas, y actualmente trabaja como asesor fiscal. En su tiempo libre pesca y hace tiro con arco, disciplina en la que llegó a alzarse como campeón regional (a pesar de su silla de ruedas).
Así lo cuenta él:
“Para mí, haberme quedado parapléjico ha sido como volver a nacer. He tenido que reaprender todo desde cero y de una forma diferente. He tenido que aprender a vestirme, a usar mejor mi cabeza… He tenido que aprender a formar parte del mundo, a utilizarlo sin tratar de controlarlo. Todo ello requiere implicación, voluntad y paciencia. De cara al futuro, espero seguir mejorando, superando los límites de mi discapacidad. Cada uno debe encontrar el sentido de su vida. Ahora estos progresos son el objetivo de mi existencia”.

El profesor Massimini también estudió casos de personas ciegas de nacimiento y de otras que perdieron la vista a causa de alguna enfermedad o accidente.
Recogió numerosos testimonios de personas que consideran que el hecho de ser ciegas es algo positivo que ha enriquecido sus vidas.
Pilar, por ejemplo, es una mujer de 33 años invidente desde los 12. Cuando perdió la vista, su situación familiar, que era bastante conflictiva, mejoró. Ahora trabaja en un centro de atención telefónica. Explica que se siente “genial” al transferir rápidamente y sin problemas las decenas de llamadas que recibe, jugando con sus dedos sobre las teclas. “Ser ciega me ha hecho más madura que cualquier diploma. Por ejemplo, los problemas ya no me afectan tanto como antes, ni tanto como a mis colegas”declara.

Dino tiene 85 años y es ciego de nacimiento. Está casado y tiene dos hijos. Aún hoy continúa trabajando día a día como restaurador de sillas antiguas, y describe su trabajo como una complicada tarea que requiere toda su concentración, lo que le hace olvidarse de lo que le rodea. “Cuando termino, puedo sentir la resistencia de la silla entre mis manos y sé que va a durar otros 20 años”Con estas palabras explica la satisfacción que supone para él acabar cada uno de sus trabajos.

Paolo, por su parte, tiene 30 años. Ciego desde hace 6, participa en torneos de ajedrez, disfruta del deporte y toca la guitarra. Hace poco ganó un campeonato de ajedrez en España y quedó en séptima posición en una competición de natación para personas discapacitadas celebrado en Suecia. Además, planea escribir un manual en braille para aprender a tocar la guitarra clásica.

¿De qué sirve ganar el mundo si nos perdemos en nosotros mismos?.

Otro estudio del profesor Massimini se centró en las personas sin hogar. Muchas de ellas son personas desafortunadas, vencidas por diversas desgracias. Sin embargo, es sorprendente ver cómo muchos de ellos logran disfrutar de los aspectos positivos, por pequeños que sean, donde el resto sólo vemos unas horribles condiciones de vida.

Reyad es egipcio, tiene 33 años y actualmente duerme en los parques públicos de Milán, come en comedores sociales y a veces hace de lavaplatos en restaurantes. A pesar de ello, describe toda su existencia como una experiencia intensa que le ha hecho descubrir el sentido de la vida.
“Después de la guerra, decidí abandonar Egipto y tratar de llegar a Europa haciendo autostop. A partir de ahí, he vivido concentrado en mí mismo. No ha sido un simple viaje, sino una búsqueda de mi identidad. La gente de mi pueblo creía que me había vuelto loco cuando decidí partir hacia Europa. He tenido que luchar, he atravesado el Líbano en guerra, Siria, Turquía, Yugoslavia… He tenido que afrontar todo tipo de catástrofes naturales y dormir en la cuneta en medio de la tormenta. He tenido accidentes y he visto a amigos morir cerca de mí, pero la aventura continúa después de 20 años y lo hará toda mi vida. Los coches, las televisiones o la ropa son secundarios. ¿De qué sirve que conquistemos el mundo entero si nos perdemos en nosotros mismos?. Yo he tratado primero de conquistarme a mí; poco importa si pierdo el resto del mundo”.

Jacques Voyer es médico y sufre parálisis en ambas piernas a causa de una mala zambullida cuando tenía 21 años. Especialista en psiquiatría, trabaja en el hospital Royal Victoria de Montreal, donde acompaña a enfermos en fase terminal. Aquí tiene un extracto de su entrevista:
“Yo no elegí pasarme la vida en una silla de ruedas, pero… aunque vayamos en silla de ruedas, tenemos la misma disposición a la felicidad. No lo digo demasiadas veces, pero en realidad yo soy muy feliz. La alegría se saborea”.

Ciertas personas experimentan episodios de felicidad intensa aunque cuenten con unas pésimas condiciones de vida. Como Alexandre Soljenitsyne. Enviado por el régimen comunista a un gulag -un campo de trabajos forzados de la antigua Unión Soviética-, nos cuenta:
“A veces, en medio de una columna de prisioneros abatidos, entre los gritos de los guardianes armados, me sentía invadido por una ola de poesía e imágenes... En esos momentos me sentía libre y feliz… Algunos compañeros trataron de escapar atravesando la alambrada. Para mí no había alambradas. En el recuento, el número de prisioneros seguía siendo el mismo, pero yo no estaba allí”.

No todos respondemos de la misma forma ante los mismos desafíos o desgracias. Todo depende de nuestra capacidad para transformar un acontecimiento trágico en una experiencia positiva.

Sacar un aprendizaje positivo de la tragedia.

Srivivasa Ramanuya, un joven indio excepcional como matemático cuya vida ha sido llevada al cine recientemente (El hombre que conocía el infinito), invirtió tal cantidad de energía en la teoría de los números que ni la pobreza, la enfermedad o el dolor lograron distraerlo de sus cálculos; las malas condiciones parecían estimular todavía más su creatividad.
Incluso en su lecho de muerte seguía maravillándose de la belleza de las ecuaciones que había descubierto. Su serenidad y lucidez eran el reflejo de la paz que le proporcionó a lo largo de su vida aquello que le hacía feliz. Es como si nadase en un océano de felicidad.


PARA AMPLIAR:

PARA LA REFLEXIÓN EN FAMILIA:
  • ¿Qué nos han enseñado los ejemplos que el profesor Fausto Massimini expone en este artículo?.
  • ¿Qué otros ejemplos podríamos nombrar nosotros: en nuestra propia familia, entre nuestros amigos, conocidos,... que demuestran ser capaces de ser felices a pesar de las adversidades?.
  • Si tuviéramos que construir un "decálogo" con los mejores consejos para "ser felices en la adversidad" basándonos en lo que nos muestran los enlaces "para ampliar" ¿cuáles destacaríamos?.
  • ¿Estamos por una situación difícil, del tipo que fuere?. ¿Qué estamos haciendo para superarla?, ¿qué podríamos hacer?.

jueves, 28 de septiembre de 2017

Los deportes más beneficiosos para nuestros hijos

El ejercicio físico favorece el desarrollo de la coordinación, de la musculatura y del compañerismo.
Lunes, natación; martes, judo; miércoles, waterpolo; jueves, baloncesto; y viernes, fútbol. 

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 42 millones de niños padecen sobrepeso a nivel global y el 83% de los mismos se concentra en países desarrollados. El registro de la obesidad y el sobrepeso infantil está llegando a cotas epidemiológicas en todo el mundo.

viernes, 22 de septiembre de 2017

La pornografía como factor de degradación humana

Un psicólogo sostiene que la idea de mujer de la pornografía «calca» la de un depredador sexual.

Seis meses por una violación, y además disculpada por sus padres: el caso de Brock Turner ha indignado a los norteamericanos.
Prácticamente han coincidido en el tiempo la detención en España, por agresión sexual y corrupción de menores, del productor pornográfico Torbe, con el escándalo por la mínima sentencia a la que ha sido condenado el joven Brock Turner en Estados Unidos por violación.

sábado, 16 de septiembre de 2017

¿Ha ganado peso en vacaciones?

La vuelta a la rutina después de las vacaciones de verano es para muchos, después del Año Nuevo, el segundo momento por excelencia en el que realizar grandes propósitos. Entre ellos, comenzar una dieta con la que bajar esos 2 ó 3 kilos que, casi con total seguridad, ha ganado durante el período estival.
¿Y si le dijera que realmente puede perder los kilos que le sobran sin contar calorías?
Para todos aquéllos que han comenzado o se plantean comenzar una dieta, o conocen a alguien que la sigue en la actualidad, he decidido recuperar esta interesante entrevista que el Dr. Ludwig concedió hace unos meses al periódico The New York Times tras la publicación de su libro Always hungry?” (¿Siempre con hambre?).

domingo, 10 de septiembre de 2017

Pongamos a punto la flora intestinal

Cuando llegan las fechas de vacaciones o fiestas... solemos relajarnos y abandonar el cuidado de la alimentación. El simple hecho de salir de casa supone a menudo un cambio de régimen alimenticio, pues se relajan los horarios y los hábitos en las comidas.
El chiringuito pasa factura, al igual que los helados y las copas al anochecer. ¿Y cómo no caer en la tentación de las especialidades locales en los restaurantes, pidiendo un primero, un segundo y un postre, servidos seguramente en cantidades excesivas?.
Los excesos echan por tierra todos los esfuerzos que habíamos emprendido para mejorar nuestra alimentación, y con ello nuestra salud.

martes, 29 de agosto de 2017

7 errores a evitar

Si usted es un padre y está preocupado por la educación de su hijo, bienvenido al club. ¿Cómo podemos saber que la educación que están recibiendo es la mejor?.
Existen algunos errores comunes que muchos padres cometemos y que pueden causar que nuestros hijos no estén bien preparados para enfrentar los desafíos de la vida con éxito. En éste artículo se describen 7 de los errores más comunes que los padres cometemos (si bien no todos sí algunos) y que aplacan el espíritu emprendedor (que es en lo que aquí nos vamos a centrar) en nuestros hijos.
  1. No reconocer sus fortalezas.
  2. No respetar la individualidad de los hijos.
  3. Hacer todo por ellos.
  4. Evitar que cometan errores.

miércoles, 23 de agosto de 2017

12 preguntas sobre el cuidado de los hijos

Por Juan Carlos Domínguez Arcila.

En los primeros años de vida de los niños, cada día trae consigo muchas preguntas para los padres. Sobre todo porque nunca los tiempos de desarrollo de un niño son iguales a los de sus hermanos ni de sus pares.

1. ¿Por qué se habla de “los terribles dos años”?.
En esta etapa suele haber expresiones frecuentes de grosería. En este punto empiezan a dejar de ser el centro de atención y la guardería les exige otro tipo de comportamientos que no están dispuestos a aceptar de manera fácil, como ser obedientes, ordenados y compartir con otros niños.

jueves, 17 de agosto de 2017

Pautas para corregir bien

El 12 de marzo de 2016 se celebró en el colegio Juan Pablo II de Alcorcón, Madrid el VII Congreso Nacional de Educadores Católicos organizado por la Fundación Educatio Servanda para guiar a los padres de familia y a los educadores sobre cómo corregir bien a niños y adolescentes usando la autoridad correctamente. Fue una ocasión para la Revista Misión para recoger opiniones de expertos de ambientes educativos católicos sobre cómo educar en la generación actual.

Sentimiento de amor.

viernes, 11 de agosto de 2017

Educación sana y positiva

El Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales e Igualdad de España afirma el siguiente decálogo acerca de la "educación sana y positiva":

1. LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS TIENEN DERECHO AL CUIDADO Y GUÍA APROPIADOS.

Para que un niño o una niña pueda desarrollarse adecuadamente necesita cuidados físicos, afectivos, pautas de comportamiento y normas que les hagan sentirse queridos, protegidos y seguros.

2. LA PARENTALIDAD POSITIVA SE BASA EN: CONOCER, PROTEGER Y DIALOGAR.

sábado, 5 de agosto de 2017

Cómo se logra un cambio de conducta

17/04/2016 Escrito por Santiago Moll

Técnica del sándwich. Una técnica tan original como efectiva para facilitar que otra persona acceda a un cambio de conducta. Se halla ampliamente descrita y explicada en el libro de Elia Roca titulado "Cómo mejorar tus habilidades sociales".
¿Quieres descubrir en qué consiste la técnica del sándwich?. ¿Quieres saber cómo pedir un cambio de conducta de manera efectiva?.

La técnica del sándwich. Una forma eficaz de pedir un cambio de conducta.

domingo, 30 de julio de 2017

Carencias afectivas de nuestros hijos

La carencia afectiva en los niños es más perjudicial de lo que podemos creer. Durante los primeros años de vida las caricias contribuyen positivamente en el desarrollo neuronal y la maduración del cerebro.
Los psicólogos plantean que la falta de caricias en los bebés puede provocarles hasta la muerte aun cuando tengan cubiertas sus restantes necesidades vitales.

¿Por qué los niños carecen de afecto?.

lunes, 24 de julio de 2017

Pérdida de referencias en la adolescencia

Le Breton es autor de varios libros (Antropología del cuerpo y modernidad, Antropología de las emociones y Antropología del dolor, entre otros), y actualmente investigador de la Universidad de Estrasburgo, pero ha pasado buena parte de su vida trabajando sobre los malentendidos culturales, con emigrantes, en hospitales, o viajando por Brasil cuando él mismo se sentía incómodo en su propia piel. Quizá de entonces le venga esta necesidad de estudiar las maneras de sufrir de los jóvenes a partir de esa culpabilidad del superviviente o de la “sensación de traición hacia las tradiciones de sus padres” que a algunos los lleva a apasionarse con el peligro.
Estudia, desde hace varias décadas, las conductas de riesgo de los adolescentes de todo el mundo y las enumera.

martes, 18 de julio de 2017

Los deportes más beneficiosos para los niños

El ejercicio físico favorece el desarrollo de la coordinación, de la musculatura y del compañerismo.
Lunes, natación; martes, judo; miércoles, waterpolo; jueves, baloncesto; y viernes, fútbol. 

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 42 millones de niños padecen sobrepeso a nivel global y el 83% de los mismos se concentra en países desarrollados. El registro de la obesidad y el sobrepeso infantil está llegando a cotas epidemiológicas en todo el mundo.
Por este motivo, realizar actividades deportivas durante 60 minutos, como mínimo, al día es la principal recomendación de la OMS para combatir lo que parece ser la epidemia del siglo XXI en niños y adolescentes de entre 5 y 17 años.

miércoles, 12 de julio de 2017

Saber envejecer

No es posible para el ser humano evitar el paso del tiempo... hacernos mayores... adultos... ancianos... ¡Benditas sean todas las etapas de nuestra vida!.

Pero lo que sí es evitable, y así debemos hacerlo, son algunos "vicios", ideas, sentimientos, conductas negativas o poco saludables en las que los mayores podrían caer. La clave para que realmente las personas que se acercan o ya están en la tercera edad sean felices está en saber vivir cada instante de la vida con intensidad. Amarse a uno mismo, entregarse a los demás, vivir en sintonía con todo lo creado y, como base de todo, amar a Dios, constituyen el marco de lo que podríamos calificar el siguiente "Decálogo para saber envejecer".
Según publica la agencian Zenit, el verano y las vacaciones son, sin duda, una época propicia para rejuvenecer, para mostrar nuestra mejor silueta, para considerarnos más en forma.
Todo el mundo quiere ser joven y parecerlo. Incluso las personas de edad más avanzada.

jueves, 6 de julio de 2017

Las horas que necesitamos dormir

El descanso es muy importante para nuestro desarrollo y salud, por ello es necesario conocer las horas recomendadas de sueño que los especialistas aconsejan. A lo largo de nuestras vidas y, a través de las diferentes etapas del desarrollo, el sueño ha tenido un papel importante. Si deseas tener energía suficiente durante el día, lucidez mental y buena salud, este artículo puede aportar claves importantes.

Dormir poco: Un problema de todos.

Todos concordamos en la importancia del sueño.
Cuando no dormimos bien, no sólo sentimos cansancio físico, hay múltiples consecuencias. También tenemos dificultades para concentrarnos, tomar decisiones, pensar claramente y hasta sufrimos de falta de apetito.

viernes, 30 de junio de 2017

La bardana y sus propiedades

Las semillas que me llevaría a una isla desierta.
¿Quién no ha jugado alguna vez a pensar qué tres cosas se llevaría a una isla desierta?. En mi maleta de náufrago yo no dudaría ni un momento en incluir semillas de una planta fascinante: la bardana. 
Generalmente a la bardana (de nombre latino Arctium lappa y también conocida como lampazo) se la considera una mala hierba, y es por eso que la mayoría de las veces termina siendo pasto del fuego o de los herbicidas. 
Se trata de uno de esos casos de valiosa planta medicinal y comestible que crece como lo haría una mala hierba… pero que en realidad no lo es
Yo lo tengo claro: a una isla desierta me llevaría bardana. Es una planta muy poco exigente; no importa en qué circunstancias se siembre, pues ella encuentra el modo de germinar y crecer.

sábado, 24 de junio de 2017

Sobre el vinagre balsámico

Por fin llega el calor y, con él, las comidas ligeras. La alimentación es uno de los grandes cambios en nuestros hábitos cada año en estas fechas: el cuerpo demanda hidratación y por eso la fruta y las ensaladas se convierten en las reinas de la cocina.
No voy a negarle que una ensalada puede ser el plato más nutritivo y sano que podemos poner sobre nuestra mesa, pero… ¿qué esconden los condimentos con los que la aliñamos?. Y más concretamente, ¿cuál es el secreto del vinagre balsámico, considerado un lujo hace poco más de dos décadas y que hoy es un condimento que podemos comprar por una módica cantidad en casi cualquier tienda?.
Pocos productos han conocido variaciones de precio tan grandes como el vinagre balsámico. Hoy en día es algo raro encontrar en un supermercado un vinagre balsámico que cueste más de diez euros el medio litro, cuando hasta hace relativamente poco era casi impensable disponer de él sin tener que pagar una fortuna.
Pero detrás de esa caída de precio no se esconde ningún misterio…

domingo, 18 de junio de 2017

Piernas pesadas

Con el verano llegan las vacaciones, los viajes…y también los problemas de circulación sanguínea, sobre todo en las piernas.
Seguro que usted ha viajado más y más lejos que sus padres, y ya no digamos que sus abuelos.
Irse de vacaciones a sitios remotos o visitar a miembros de la familia dispersos por todo el mundo es hoy algo habitual, que antaño estaba lejos de serlo.
Las distancias que hoy recorremos son inmensas, y en cierto sentido nos hemos vuelto un tanto nómadas, con aparatos que nos permiten trabajar en cualquier sitio y estar permanentemente conectados con el mundo, aunque estemos en lugares remotos.